Actitud frente al estudio

Actitud frente al estudio

Aprende a mantener una buena actitud frente al estudio. Te enseñamos 10 pautas que te darán un impulso de energía cada día.

La actitud al igual que la motivación es determinante para poder alcanzar cualquier objetivo en la vida, por lo que mantener una buena actitud frente al estudio es un pilar básico que tienes que mantener en forma si quieres alcanzar el éxito en tus estudios.



Actitud frente al estudio. El talón de Aquiles para alcanzar el éxito.

¿Te identificas con esto?

 

A estas alturas, seguro que ya te has dado cuenta que, a lo largo de tu vida académica has sufrido muchos altibajos en tu estado de ánimo con respecto a los estudios. De pronto estás en la cima, motivado y con una actitud positiva que te llevaría directamente a comerte el mundo, pero de pronto eso se desmorona y por diferentes factores, te vienes a bajo, te desilusionas y lo ves todo inalcanzable y de color oscuro. Evidentemente, también hay periodos en los que te mantienes estable, con una actitud positiva pero relajada.

La actitud frente al estudio, como puedes deducir tu mismo, es un arma de doble filo y actúa como motivadora para alcanzar retos, si se mantiene positiva y optimista, pero también puede actuar como destructora, influyendo negativamente en las acciones que quieres llevar a cabo.

Seguro que conoces a este tipo de personas

 

Muy probablemente a lo largo de la vida, te has encontrado con personas que tienen la capacidad para lograr todo aquello que se propongan, pero que no lo consiguen porque no tienen la suficiente confianza en sí mismos, son negativos, piensan que no serán capaces, pierden el interés por aquello que hacen y llegan incluso a abandonar sus estudios porque piensan que no van a poder conseguirlo nunca.

Sin embargo, hay otras personas que aún costándoles mucho esfuerzo alcanzar un reto, mantienen una actitud firme y motivadora que les lleva a ser persistentes y alcanzarlos.

¿Por qué la actitud es importante?

 

La actitud frente al estudio tiene que ser positiva, independientemente de que puedas tener altibajos, puesto que mantener una actitud optimista hará que puedas cargar las pilas en aquellos momentos de bajón, y llenarte de energía para poder conseguir tus objetivos.

Sé consciente de que es normal que tengas momentos de bajón, pero tienes que aprender a afrontar los obstáculos, analizar los errores cometidos y las causas de ellos e idear estrategias para enfrentarte con decisión a futuros retos.

Por tanto, cuando algo no salga conforme lo habías previsto:

  1. Analiza qué ha fallado.
  2. Busca qué errores has cometido.
  3. Identifica las causas de que no hayas obtenido los resultados previstos.
  4. Busca soluciones a ello.
  5. Cambia tus estrategias, tus hábitos y tu forma de enfrentarte a los retos.
  6. Idea un nuevo plan de acción con nuevas estrategias.

 

La montaña rusa. Pautas para mantener una actitud positiva.

 

La vida del estudiantes es una montaña rusa, llena de episodios de relax y tranquilidad que se alternan con episodios de máximo trabajo, estrés, angustia y saturación de tareas que pueden afectar al estado de ánimo, provocando que te vengas abajo.

Para poder hacer frente a estos episodios, es necesario que te llenes de energía y mantengas una actitud positiva y optimista, con la confianza de que podrás superarlos con éxito si trabajas de forma adecuada.

Pautas para mantener una buena actitud frente al estudio:

  • Sé optimista: Piensa que con trabajo, podrás sacarlo adelante y que no hay nada, ni nadie que supere tu energía para afrontar con éxito tus exámenes.
  • Ten confianza en ti: ¡Yo puedo! Ese es el mensaje que tienes que darte cada día a ti mismo. Demuéstrale al mundo que tú tienes la capacidad, la energía y la ilusión necesarias para afrontar todos los retos ¡Qué nadie te diga lo contrario! Querer es poder y tú si quieres, puedes.
  • Pon ilusión y afronta con energía todas tus tareas, nunca te vengas abajo. Los momentos de bajón y los periodos de exámenes tan solo duran unas horas o como mucho algunas semanas, después terminará y te quedará la satisfacción de haberlo conseguido.
  • Nunca te conformes con aprobar. Borra de tu mente la frase ¡con aprobar me conformo! Los grandes genios nunca se conformaron con poco, así que tú tampoco. Tú sabes que puedes dar más de ti, intenta superarte a ti mismo, ponte el listón más alto y con actitud positiva llegarás donde te propongas.
  • Ten fuerza de voluntad para hacer frente a los obstáculos con los que te encuentres. Hay momentos en los que no te apetecerá hacer ciertas tareas, pero pon empeño, inténtalo y ten siempre presente cuál es tu objetivo, tu meta a alcanzar y el propósito a conseguir.
  • Busca siempre el lado satisfactorio de cada tarea. Por muy feo y desagradable que te parezca, intenta siempre buscarle el lado positivo. Aunque pienses que no lo tiene, búscalo, seguro que lograrás encontrar un motivo.
  • Ten interés por aprender, por ser mejor y descubrir el potencial que llevas dentro. Aprende lo que te gusta y no te conformes con ser uno más, tu eres diferente, puedes ser mejor y destacar en algo, así que supérate a ti mismo.
  • Date mensajes positivos de ánimo ¡Yo puedo! ¡Lo voy a conseguir! Levántate con energía cada día y con ganas de asumir nuevos retos. Nunca pierdas tu objetivo y tu meta, esa es la razón por la que luchas cada día.
  • Nunca pierdas la confianza en ti mismo, no dejes que otros mermen tu interés, tu capacidad y tu ilusión por querer alcanzar un reto.
  • Busca un referente ¿cómo te gustaría ser? ¿a quién te gustaría parecerte? Ten siempre presente un referente al que seguir. Esto será muy motivador para alcanzar tus objetivos.

 

Deja un comentario

Menú de cierre

¡Llévatelas Gratis!

Colección de Infografías

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!