Orientanova – Espacio de Orientación Académica y Técnicas de Estudio

Agenda escolar. Sus beneficios

AGENDA ESCOLAR, SUS BENEFICIOS

POR QUÉ USAR AGENDA ESCOLAR

El uso de la agenda escolar tiene una serie de beneficios. Te los detallamos a continuación:

    • Permite que organices tu tiempo mejor para poder rendir al máximo.agenda escolar
    • Organizándote debidamente, podrás ahorrar tiempo y optimizarlo para sacarle el máximo partido.
    • Evitarás que se te olviden tareas y actividades por hacer. Resulta ser un recordatorio fantástico, sobre todo si eres algo despistado/a.
    • Conseguirás ser más efectivo/a en tus tareas y motivarte cada día para seguir progresando.





Como ves, la agenda te facilita una serie de beneficios para que adquieras el hábito de organizarte y optimizar tu tiempo, pero para ello es muy importante que te acostumbres a su uso diario.

La agenda escolar puede ser tu gran aliado para no perder de vista tareas importantes, pero eso sí, como acabamos de comentar, tienes que usarla a diario, de lo contrario no surtirá efecto. De nada sirve apuntar cosas si luego no la vuelves a mirar, porque terminarás por olvidarlas.

Si quieres conseguir el máximo provecho con su uso, es imprescindible que la repases con frecuencia, apuntes nuevas tareas y taches aquellas que ya has realizado.

Más adelante te explicamos cómo usar la agenda correctamente.

¿Todavía no tienes agenda? A qué esperas – echa un vistazo a estos modelos y consigue la tuya.

Cómo usar la agenda escolar – Pautas a seguir para su uso adecuado.

1. Anota todos los eventos, actividades o tareas con fecha marcada. Independientemente de lo lejos que quede en el tiempo, anótalo. Si se producen cambios, modifícalos a tiempo para no confundir fechas.

2. Planifica tus tareas por semanas. Puedes comenzar planificando la semana que entra bien el domingo o bien el lunes. Dedica un rato para organizar el tiempo y las tareas de toda la semana.

3. Consulta cada día la agenda. Realiza las tareas previstas para cada día en concreto.

4. Cada actividad o tarea que realices, táchala.

5. Si quedan tareas pendientes por realizar, modifica la fecha y apúntala en otro día. Es importante que estés atento a ello, para que no caigan en el olvido y no las realices.

6. Márcate objetivos y metas semanales. Si consigues realizarlos, anota alguna frase motivadora, como ¡bien hecho! o ¡conseguido!. Subraya las tareas realizadas con algún color o pegatina que te ayude a motivarte y poder llevar un seguimiento de cómo estás trabajando.

7. Prioriza las actividades. Si tienes varias actividades por realizar cada día, prioriza lo más importante para que no se quede en el tintero. Para ello, puedes colocar algún símbolo en esa tarea/s concreta/s (admiración, asterisco, etc.)

aprende a organizar y planificar tu estudio (click aquí)

 

 

Comparte, si te gusta el contenido

    ¡Suscríbete a OrientaNova!

    Recibe todas las novedades en tu e.mail.

    ¡Estupendo! Confirma tu suscripción en el e.mail que te acabamos de enviar.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies