Orientanova – Espacio de Orientación Académica y Técnicas de Estudio

Planificación diaria de estudio

Planificación diaria de estudio, forma parte de una colección de 5 post en los que te enseñamos técnicas de planificación para estudiantes, con el objetivo de que aprendas a organizar tu tiempo y tus tareas de forma efectiva para mejorar tu rendimiento académico.

¿Cómo hacer una planificación diaria de estudio?

En este post vamos a enseñarte cómo organizar una sesión de estudio diaria.




¿Qué necesitas para elaborar una planificación diaria de estudio?

Iniciar una sesión de estudio diaria requiere de un mínimo de organización. Para ello es necesario que establezcas un plan de trabajo:

  • Concreta cómo estudiarás cada asignatura: qué método y técnicas de estudio emplearás en cada caso en concreto.
  • Qué días y a qué horas estudiarás cada día: Para ello elabora un horario de estudio en el que fijes las horas de estudio de cada día en concreto.
  • Dispón de todo el material y contenido de estudio necesario para la preparación de cada examen o prueba. Es muy importante que lleves las asignaturas al día y cuentes con todos los materiales. Si te falta algo o tienes los apuntes incompletos, no lo dejes para el último momento, cuanto antes, mejor.
  • Organiza cada día tu sesión de estudio teniendo siguiendo los siguientes pasos.

Pasos a seguir para una planificación de estudio diaria:

  • 1. Comienza tu sesión de estudio a la hora fijada. Cumplir con los objetivos marcados es muy importante para adquirir un buen hábito de estudio.
  • 2. Decide dónde estudiarás y prepara tu lugar de estudio. Los tres requisitos planificación diaria de estudio. OrientaNovaindispensables que tiene que reunir cualquier lugar de estudio son: tranquilidad, luminosidad y comodidad.
  • 3. Consulta tu agenda o calendario para ver qué tienes que trabajar ese día.
  • 4. Prepara los materiales necesarios para la sesión de estudio, con el fin de tenerlos a mano y de esta forma optimizar tu tiempo de estudio.
  • 5. Distribuye el conjunto de tareas que tienes que realizar en el tiempo que dura tu sesión de estudio.

Ejemplo: Duración de la sesión de estudio: 3 horas.

Tareas a realizar: Resumen de historia y práctica de biología.

Tiempo aproximado de realización de cada tarea: Resumen de historia: 1 hora. Práctica de biología: 1 hora y media.

Momento en el que realizar el descanso: en una hora, una vez terminado el resumen de historia.

Duración del descanso: 15 minutos.

  • 6. Repasa el trabajo elaborado: Si has cumplido con tus objetivos, planifica la sesión del próximo día. Si no has cumplido con tus objetivos, reorganiza tus tareas y modifica tu planificación de estudio en la agenda o calendario.

Ebook "Las 7 claves del éxito académico"

¿Lo quieres?

Descarga tu ebook aquí.

Tan solo tienes que introducir tu nombre y dirección de e.mail.

Fácil, rápido y totalmente gratis (solo para nuestros suscriptores).

¡Estupendo! Te hemos enviado un e.mail a tu dirección de correo electrónico.

Ahí podrás descargártelo.

Gracias por tu confianza 😉

Consejos importantes a tener en cuenta para la planificación diaria de estudio.

Para la planificación de las tareas.

  • Intercala actividades más prácticas con actividades más teóricas. Esto hará que tu estudio sea más dinámico y activo. Ejemplo: Si tienes que prepararte un examen de lengua que consta de una parte teórica y otra práctica, no estudies primero la teoría y después la práctica, ve intercalando cada día ambas partes.
  • No trabajes varias asignaturas al mismo tiempo. Delimita muy bien los tiempos de estudio para cada una de ellas y no mezcles al mismo tiempo contenidos diversos. Si lo haces, unos conocimientos van a interferir sobre otros y dificultarán su asimilación. Puedes separar el trabajo de cada asignatura mediante descansos o en sesiones de estudio diferentes.

Para la gestión del tiempo:

  • Busca un intervalo de tiempo diario suficiente para poder avanzar correctamente en tu estudio. Se aconseja, si es posible, que sea siempre a la misma hora, con el fin de poder fijar una rutina y un hábito con el que resulte más sencillo afrontar el estudio.
  • Si tienes flexibilidad para elegir tu horario de estudio porque no trabajas, estudias a planificación diaria de estudiodistancia u online y no tienes otras actividades que te aten, elige la franja de tiempo y las horas del día en las que notes que mejor rindes, es decir, aquellos momentos del día en los que tu mente esté más activa y puedas aprovechar de manera más efectiva el tiempo que dediques al estudio.
  • Planifica y elabora tu plan de trabajo con tiempo. Si pretendes asimilar demasiada información en poco tiempo, estarás sobrecargando tu memoria y tu capacidad de concentración. Para consolidar y asimilar correctamente los conocimientos es importante disponer del tiempo necesario para ello.

¿Cuáles son las mejores horas para el estudio?

Por la mañana:

Si tu horario de estudio es por la mañana, te recomendamos que inicies la tarea después de haber desayunado y sobretodo y lo más importante, que te encuentres despejado y con la energía suficiente para hacer frente a tu estudio.

No se recomienda iniciar una sesión de estudio si no te encuentras en las condiciones óptimas para poder concentrarte y rendir adecuadamente.

Por la tarde:

Si tu horario de estudio es por la tarde, es recomendable que inicies tu sesión de estudio planificación diaria de estudio. OrientaNovatranscurrido un tiempo de al menos una hora, después de haber terminado de comer.

Las horas inmediatamente posteriores a la comida, no son adecuadas para llevar a cabo un trabajo intelectual intenso que requiera de máxima concentración. ¿Por qué? El motivo es porque al comer, iniciamos el proceso de digestión y gran parte de nuestra energía se emplea en ello. Esto hará que te resulte más difícil concentrarte adecuadamente, puesto que los niveles de atención son más bajos.

Esas horas inmediatamente posteriores a la comida, pueden ser muy provechosas para realizar actividades que no requieran demasiada concentración: ejercicios sencillos, pasar apuntes a limpio, planificar las sesiones de estudio, etc.

Noche y últimas horas del día:

Durante las últimas horas del día, ocurre algo parecido a lo que ocurre después de comer. En este caso, te costará más concentrarte porque al final del día la mente está más cansada y sobrecargada de información, sobre todo si has realizado actividades que hayan consumido gran parte de tu energía. En estos casos, estas horas del día, no son las más adecuadas para llevar a cabo un trabajo intelectual intenso.

A la hora de llevar a cabo una planificación diaria de estudio, ten en cuenta que estas horas del día también tienen una parte positiva, y es que son muy buenas para la realización de repasos de aquello que hayas estado trabajando durante el día. Según se ha observado en algunos estudios, la información que entra en tu mente inmediatamente antes de irte a dormir, se refuerza a través del sueño. La explicación está en que cuando dormimos, el sueño activa aquellas regiones cerebrales que han estado activas durante el día, haciendo que se asienten mucho mejor los conocimientos y podamos recordarlos con mayor exactitud y claridad al día siguiente.

Echa un vistazo a estas entradas de la colección “Técnicas de planificación para estudiantes”.

 

 

Comparte, si te gusta el contenido

    ¡Suscríbete a OrientaNova!

    Recibe todas las novedades en tu e.mail.

    ¡Estupendo! Confirma tu suscripción en el e.mail que te acabamos de enviar.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies