Orientanova – Espacio de Orientación Académica y Técnicas de Estudio

Técnicas de estudio para niños con TDAH

Técnicas de estudio para niños con TDAH

Los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad presentan una serie de peculiaridades que hacen necesaria la aplicación de técnicas especificas de enseñanza – aprendizaje. A lo largo de esta entrada, vamos a hablar sobre técnicas de estudio para niños con TDAH, qué método se puede seguir en casa para que el niño aprenda a gestionar sus tareas académicas, rendir adecuadamente y conseguir así un hábito de estudio diario.




Por lo general los niños con TDAH presentan dificultad a la hora de organizar su tiempo de estudio y tareas académicas diarias. Además, son niños a los que les cuesta mucho mantenerse sentados durante un tiempo prologando y permanecer demasiado tiempo realizando una misma actividad. Por ello, es importante que a la hora de trabajar en casa las tareas escolares, se tengan muy en cuenta estos aspectos y se adapte la forma de trabajo a las necesidades del niño.

Técnicas de estudio para niños con TDAH.

  • Lugar de estudio.

El lugar que el niño utilice para sus tareas diarias, ha de ser un lugar acondicionado para ello. Principalmente recomendamos que el lugar de estudio sea un lugar tranquilo, que disponga de elementos que estimulen el aprendizaje y desarrollo de las tareas diarias. Un lugar cómodo, libre de distracciones ajenas al trabajo que realizará y que cuente con los materiales necesarios para su aprendizaje.

  • Tiempo suficiente para el desarrollo de las tareas.

Cualquier niño ha de contar con tiempo suficiente para la realización de sus tareas escolares. Disponer de tiempo para ello, facilitará que puedan desarrollarlas a su ritmo individual de aprendizaje. No es aconsejable agobiar al niño con demasiadas actividades si es habitual que lleve deberes a casa. Esto no excluye la participación en actividades extraescolares (deporte, música, idiomas, etc.), al contrario, es bueno que el niño participe y asista a ellas, pero teniendo siempre en cuenta que el niño no debe de sentirse agobiado y ha de contar con el tiempo necesario para el desarrollo de sus tareas escolares, bien sea para la realización de deberes o para el estudio de un examen.

  • Organizar el tiempo de estudio y las tareas diarias.

Para conseguir un hábito de estudio diario, es necesario que se sigan una serie de pautas:

– Buscar un intervalo de tiempo diario para el estudio. Preferiblemente siempre a la misma hora. Ejemplo: Todos los días de 17:00 a 18:00.

– Elaborar un horario de estudio en el que especificar por colores todas las actividades que ha de realizar durante la tarde, contando con actividades extraescolares, deporte, deberes u otras actividades. Aquí te mostramos un ejemplo.

Horario de estudio OrientaNova. técnicas de estudio para niños con TDAH

Periodos de tiempo de estudio cortos.

Resultará mucho más positivo acortar el tiempo de trabajo y realizar descansos con frecuencia para que el niño pueda rendir mejor. Para ello, enséñale a fragmentar las tareas por ejercicios y proponerse objetivos de trabajo por periodos de tiempo de no más de 30 minutos. Dependiendo del tiempo de aguante del niño, esto puede variar.

– Uso de la agenda.

Intentar promover el uso de la agenda para que apunte todos los deberes en clase. Es bastante común que los niños con TDAH estén despistados o no presten atención en el momento en el que el profesor manda deberes. Por ello, es importante que el mismo profesor esté pendiente de si el niño ha apuntado sus tareas en la agenda o no.

– Elaborar listas de tareas.

Ya en casa, se puede elaborar una lista de tareas por colores, recopilando todo aquello que el niño tiene pendiente de hacer durante la tarde. Para ello, también podemos elaborar ficheros por asignaturas o paneles de actividades. Aquí te mostramos un ejemplo de panel de actividades.

panel-actividades-en-corcho. tecnicas de estudio para niños con TDAH

Priorizar tareas.

Enséñale a priorizar tareas, marcando con diferentes colores aquellas actividades que son más urgentes o importantes de hacer y dejando para más tarde aquellas otras actividades que no corren tanta prisa.

Fragmentar tareas complejas.

Cuando al niño le cueste realizar determinadas tareas, enséñale a fragmentarlas y ve la posibilidad de intercalarlas con otras tareas más sencillas que puedan ayudarle a centrar la atención.

– Actividades de atención.

Puede resultar muy útil comenzar las sesiones de estudio realizando algunas actividades de atención que le ayuden a focalizar la atención en una tarea concreta. También pueden intercalarse con los deberes escolares como parte de pequeños descansos cuando se vea que el niño se despista.

  • Técnicas de estudio para niños con TDAH.

Método de estudio activo y dinámico.

Promueve un método de estudio activo en el que se incluyan actividades amenas. Para ello, recomendamos el uso de materiales didácticos con los que poder trabajar de forma más activa: ábacos, cartas, letras de madera, juegos de mesa, juegos en movimiento, material manipulativo, realización de manualidades y juegos caseros, fichas de atención, representaciones teatrales, canciones, actividades interactivas por ordenador, etc. Resulta muy interesante promover el juego en el aprendizaje creando y utilizando materiales con los que trabajar diferentes temas.

– Método de estudio activo y visual.

Los niños con TDAH disponen de una buena memoria fotográfica. Es por esto, por lo que se recomienda utilizar un método de estudio visual: empleando diferentes colores para subrayar, rodeando con círculos palabras importantes, destacar partes importantes, creando mapas conceptuales de colores y con dibujos que destaquen la información más relevante de los textos, utilizar la imaginación para la compresión de textos y memorización de datos, uso de reglas mnemotécnicas para memorizar, etc.

Deja que el niño se mueva por el espacio en el que estudie. Puede poner a prueba sus conocimientos simulando ser un profesor que explica la lección a sus alumnos, ayudándose de una pizarra para hacer apuntes o escribir datos.

  • Ayuda y motivación.

La motivación es un requisito imprescindible para cualquier niño en el desarrollo de cualquier tarea que lleve a cabo, ya sea académica o no, pero para un niño con TDAH más aún.

Existe un compromiso por parte de los padres para valorar y animar al niño en su proceso de aprendizaje. Es necesario que los padres lo acompañen en el desarrollo de las tareas y le orienten en la adquisición de un hábito de estudio.

Resulta de gran ayuda reforzar conductas positivas y premiar los avances y el esfuerzo realizado cada día. Para ello, también habrá que enseñarles a comprender las dificultades y acompañarlos en el camino para superar los obstáculos.

Para conseguir un buen hábito de estudio diario, también es necesario marcar normas y pautas claras. Como hemos dicho anteriormente, los niños con TDAH tienen facilidad para trabajar mediante imágenes, por tanto animamos a los padres trabajar normas a través de imágenes, fotografías etc.

Esperamos que te hayan gustado las técnicas de estudio para niños con TDAH que te acabamos de enseñar. Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Newsletter a continuación.

Comparte, si te gusta el contenido

    ¡Suscríbete a OrientaNova!

    Recibe todas las novedades en tu e.mail.

    ¡Estupendo! Confirma tu suscripción en el e.mail que te acabamos de enviar.

    2 pensamientos sobre “Técnicas de estudio para niños con TDAH

      1. OrientaNova Autor del artículo

        ¿Hola Evelyn! Nos alegra que te sean útiles nuestros consejos. En la web puedes encontrar muchos recursos más. Un saludo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies