Técnicas para estudiar en verano

Técnicas para estudiar en verano

Tener que estudiar en verano, puede suponer un gran reto para aquellos que no habéis podido alcanzar vuestros objetivos durante el curso. Son muchos los alumnos que como tú, inevitablemente tendrán que “hincar los codos” durante las vacaciones. En OrientaNova, sabemos lo que esto significa y sabemos que para ti, esta tarea va a ser complicada de llevar a cabo, por eso en este post vamos a enseñarte 7 técnicas para estudiar en verano y no morir en el intento.




¡Vamos a ello!

Técnicas para estudiar eficazmente

Las vacaciones son una época de disfrute, de hacer planes, salir con los amigos, etc. Y la mejor manera de poder sacar horas para todo lo que te gustaría hacer este verano, es tener muy en cuenta estos 7 consejos y técnicas para estudiar en verano.

Para afrontar con éxito y de la mejor forma posible esta etapa,  lo primero que tienes que hacer es preguntarte ¿Qué ha fallado? Para analizar la situación, tendrás que dedicar un tiempo a reflexionar sobre ello.

Las causas pueden ser muchas, pero mayoritariamente suele ser porque no se ha conseguido gestionar bien el tiempo o no se ha aplicado un buen método de trabajo. ¿Con cuál de las siguiente situaciones te identificas más?

  • Mañana ya si eso, empiezo a estudiar.

Si eres de los que han dejado pasar el tiempo durante el curso, poniendo redecillas del tipo: ¡no me apetece estudiar ahora, ya me podré más tarde! , ¡Mañana empiezo a estudiar!, ¡todavía tengo tiempo para preparar el examen! Etc, ahora estarás sufriendo las consecuencias de no haber dedicado el tiempo y el esfuerzo suficiente para afrontar los exámenes y no te queda otra alternativa que ¡estudiar en vacaciones!

  • Estudio y suspendo, no sé por qué.

Quizá eres de los que sí que han dedicado el tiempo necesario para la preparación del examen, pero por otras circunstancias, no has logrado superar el examen o prueba para aprobar la asignatura y tendrás que intentarlo de nuevo en septiembre. Si tú te encuentras en esta situación, lo que te recomendamos es que analices muy bien en qué has fallado, qué es lo que ha podido pasar para que no alcanzaras el aprobado: reflexiona bien sobre el método de estudio que has empleado ¿se ajusta a las exigencias de la prueba?, revisa con atención los requisitos, capacidades y habilidades que la materia te exige para aprobar ¿estuviste bien preparado para superarla? Dedica un tiempo a pensar y a detectar los errores que hayan podido ocurrir y a partir de ahí, diseña un nuevo “plan de ataque” para poder superar la prueba.

7 consejos y técnicas para estudiar en verano:

 

  • Mentalízate: Lo mejor que puedes hacer es mentalizarte cuanto antes de que tendrás que dedicar unas horas al día para el estudio. No cometas el error de dejar pasar los días, por que será mucho peor, el trabajo se acumulará y no te quedará más remedio que darte el temido atracón antes del examen.
  • Planifica tu tiempo y tareas y crea una rutina. Seguro que no quieres sacrificar tu verano encerrado en casa con los ojos pegados al libro y te gustará disfrutar de las vacaciones pudiendo hacer esas cosas que tanto te gustan, ¿verdad? Pues para conseguirlo, lo mejor es que planifiques tu tiempo de estudio, siguiendo estas pautas:

– Fija un horario de estudio diario. Por ejemplo: todos los días de 10:00 a 14:00 horas. Comprométete a cumplirlo. Elige aquellas horas del día en las que más puedas rendir, tu mente esté más despejada y puedas concentrarte mejor.

Organiza debidamente todos los materiales necesarios para el estudio. Antes de comenzar a estudiar, recopila apuntes, ejercicios, prácticas, etc. Mantén ese orden a lo largo de todo el verano.

Planifica cada semana. Determina qué estudiarás cada día y márcate objetivos de trabajo diarios y semanales.

– Determina tu estrategia de trabajo, adaptando el método de estudio al tipo de asignatura y examen.

Establece una rutina, sé constante y comprométete a mantenerla.

  • Energía y motivación. La motivación es esencial para afrontar cualquier reto que se te presente en la vida, y como no, este es uno de ellos. Para conseguir ser constante y mantenerte al pie del cañón te recomendamos que te des autopremios cuando consigas alcanzar tus objetivos diarios y semanales.

Levántate con energía cada día y afronta con positividad el reto, no hay mejor gratificación que  la satisfacción que uno siente cuando consigue alcanzar sus metas.

  • Un buen lugar de estudio.

El lugar en el que vayas a estudiar tiene que facilitar tu concentración y para ello lo mejor es que cumpla con los siguientes requisitos:lugar de estudio OrientaNova

-Lugar tranquilo, libre de distracciones, ruidos e interrupciones.

– Lugar cómodo en el que te sientas a gusto.

– Lugar luminoso. Es mejor aprovechar la luz solar para el estudio pero si esto no es posible, tu lugar de estudio tendrá que tener luz suficiente para estudiar.

– Lugar bien acondicionado: disponer de una mesa amplia, un asiento cómodo y disponer de espacio para desplegar todos los materiales es primordial.

– Además tu lugar de estudio tiene que estar fresco y bien ventilado. Durante el verano, el calor acecha y lo mejor es que te busques un lugar donde no haga demasiado calor, porque el calor abruma, incomoda y dificulta la capacidad de concentración.

  • Un método de estudio eficaz.

Antes de comenzar con el estudio, analiza detenidamente tus materiales de estudio, los requisitos que se te exigen para afrontar la prueba y cómo será la prueba en cuestión. En función de ello, adapta tu método de trabajo a cada una de las asignaturas que tengas que preparar. No puedes prepararte de la misma manera todas las materias, pues cada una necesita su propio método de trabajo concreto.

Te recomendamos: Estudiar según el tipo de asignatura.

  • Buena alimentación e hidratación. Como en cualquier otra época del año, la buena alimentación es esencial. Para ello, come alimentos nutritivos que te aporten energía (frutas, verduras, carnes, pescados, etc) y evita comidas copiosas con alto contenido en grasas y azúcares.

Mantente bien hidratado, bebe mucha agua o bebidas isotónicas. Evita tomar demasiadas bebidas con alto contenido en cafeína o alcohol.

  • Disfruta y relájate: Las vacaciones son para disfrutarlas y eso es lo que precisamente tienes que hacer.

Aunque el estudio te quite tiempo para poder realizar algunas actividades, esto no quiere decir que tengas que privarte de hacer aquellas cosas que más te gusta hacer.

La clave está en planificar y organizar bien tu tiempo, para poder sacarle el mayor partido a las horas de día. De esta forma podrás disfrutar de todas las cosas que te aporta el verano.

Intenta no angustiarte y estresarte demasiado, afronta con energía el reto y afróntalo con tiempo. Ya sabes, sin prisa pero sin pausa. Mantén una rutina de trabajo diaria y no bajes la guardia en ningún momento, de esta forma el verano será mucho más llevadero y podrás disfrutar de él sin problema.

Deja un comentario

Menú de cierre

¡Llévatelas Gratis!

Colección de Infografías

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!