Lectura de comprensión en el estudio

Lectura de comprensión en el estudio

Lectura de comprensión. Estudiar y comprender

En esta entrada vamos a abordar un tema muy importante, la lectura de comprensión en el estudio.

Uno de los pilares principales en el estudio es la lectura, y para que ésta lectura sea efectiva, tiene que ser comprensiva, es decir, hemos de entender lo que leemos y conseguir tener una visión general de las ideas que transmite cada frase, párrafo y texto al completo. En esta entrada te vamos a enseñar técnicas para que sepas cómo leer comprendiendo.




Cuando leemos y no comprendemos, tendemos a retroceder y volver a leer lo que hayamos leído hasta ese punto. Pero hay otras ocasiones en las que se hace caso omiso a la comprensión y se continua con la lectura, procediendo a estudiar a través de la repetición sistemática del contenido, sin comprenderlo correctamente. Esto último es un gran error.

Pautas para la lectura de comprensión en el estudio.

Entiende el significado de todas las palabras. Porque si hay alguna palabra de la que desconoces su significado, si ésta aparece en varias ocasiones a lo largo del texto, no lograrás entender las frases y párrafos en las que aparezca y por consiguiente las ideas que transmita el texto. Con lo cual, utiliza el diccionario.

Razona todo lo que leas. Una lectura activa, en la que reflexiones y vayas hilando y relacionado aspectos, te ayudará a comprender mejor.

Asocia el contenido nuevo de lo que lees con lo que ya sabes al respecto del tema que estés abordando. Si no tienes mucho conocimiento sobre el mismo, investiga en Internet, libros, etc.

Visualiza. Intenta crear imágenes mentales de todo aquello que leas. Para ello realiza estas tres acciones:

– Presta mucha atención a las imágenes que acompañan al texto, no las pases por alto.

– Si no tienes imágenes, búscalas en Internet, libros, etc.

– Si el contenido es abstracto, crea tus propias imágenes, a través de esquemas, mapas mentales, mapas conceptuales, gráficos, etc.

Es muy importante que cuando finalices la lectura, seas capaz de explicar con tus propias palabras lo que has leído. Por ello, cuando termines tu lectura, pregúntate a ti mismo ¿qué he leído? e intenta hacer un breve resumen personal. Así, es como te darás cuenta de si realmente has comprendido correctamente.

Si no comprendes correctamente, la tarea de memorización será ardua, lenta e ineficaz, llevándote a cometer errores cuando quieras recuperar la información posteriormente.

Sigue estas pautas de lectura de comprensión para el estudio y verás como mejora tu capacidad para aprender y asimilar nuevos conocimientos cuando estudias.

Échale un vistazo a este post de nuestro blog, Estudiar de memoria VS memorizar.

Deja un comentario

Menú de cierre
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Ebook Gratis

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!