Mi hijo/a ha suspendido

Mi hijo/a ha suspendido

¿Qué hago si mi hijo/a ha suspendido o sus calificaciones han bajado? ¿Qué pasa si a lo largo del curso, mantiene unas calificaciones bajas?

Este es frecuentemente uno de los temas que más os preocupan a los padres.

En ocasiones un suspenso en las notas o la bajada del rendimiento en algunas materias, puede ser un hecho puntual, fruto de algunos factores que han afectado de forma negativa al rendimiento en el desempeño de las tareas diarias, como por ejemplo, que el niño/a haya estado enfermo, no haya dispuesto de tiempo suficiente para la preparación de un examen o situaciones similares. Ante un hecho puntual, no debemos darle mayor importancia.

Pero hay otras ocasiones en las que el hecho de que haya suspendido una o varias materias y/o haya bajado su rendimiento de forma generalizada, puede ser motivo de gran preocupación de los padres, pues esta situación puede prolongarse a lo largo del curso.

Si llegamos a esa situación en la que el niño/a mantiene durante un tiempo prolongado el bajo rendimiento y la consecución de suspensos es repetitiva, tenemos que saber detectar qué está ocurriendo.

  • Desmotivación.
  • Problemas en el colegio.
  • Dificultades en la integración del niño/a en clase.
  • Conflicto con algún compañero.
  • Dificultad para llegar al nivel exigido, relacionado con algún tipo de dificultad en el aprendizaje.
  • Nivel de expectativas.
  • Etc.

Ante esta situación, los padres/madres siempre podemos intervenir y buscar alguna solución.

Quiero pasar a la acción – Solicitar cita con Ester

¿Qué hago si mi hijo/a ha suspendido y esta situación se mantiene?

  • En primer lugar, hablar con el niño/a para averiguar si existiese algún problema. Es vital que seamos comprensivos y hablemos con él siempre poniendo en marcha la escucha activa y evitando las regañinas y los reproches.
  • En segundo lugar, hablar con el profesor/a tutor/a del niño/a para que nos dé una visión de cómo se está desarrollando el progreso del aprendizaje en clase.
  • Trabajar en casa para intentar solucionar el problema.
    • Adecuar los objetivos de trabajo y que sean realistas para el niño/a.
    • Ayudarle a fijar una estrategia de estudio que sea eficaz (hábitos y técnicas de estudio para afianzar rutinas y aplicar técnicas motivadoras).
    • Ser optimista y confiar en sus capacidades y en el buen desempeño de sus tareas.
    • Mostrar siempre interés por su progreso y elogiarlo ante los logros.
    • Trabajar de forma conjunta con un orientador especialista que ayude a mejorar la situación, con pautas específicas y motivadoras.
    • Buscar una academia y/o profesor de apoyo para la mejora del rendimiento académico, en el caso de que existiese dificultad en alguna o varias materias concretas (matemáticas, inglés, física y química, etc.)

Deja un comentario

Responsable » Ester Ruiz Coello
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Host Europe, que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a www.orientanova.com, dentro de la UE. 
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Cerrar menú

Ebook Gratis

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by