Cómo memorizar mejor para recordar

Cómo memorizar mejor para recordar

¿Eres de los que estudias pero se te olvida rápidamente? Te vamos a enseñar a corregir errores que puedes estar cometiendo cuando estudias y cómo memorizar mejor para recordar  los datos y que no se te olviden tan fácilmente.




A muchos alumnos les pasa con frecuencia  estudian durante horas y cuando hacen el esfuerzo de recordar lo que  han memorizado, no pueden recordar la mayor parte de lo que han estado trabajando con tanto ahínco, ¿Eres tú uno de ellos? Si es así, vamos a explicarte en esta entrada cómo memorizar mejor para que puedas recordar sin dificultad.

Existen diferentes motivos por los cuales olvidas con facilidad los datos que un rato antes has estado memorizando y de esos motivos son de los que vamos a hablarte. Conforme vayas leyendo esta entrada te recomendamos que reflexiones detenidamente sobre cómo son tus hábitos de estudio y qué técnicas son las que aplicas para estudiar, con el propósito de que tú mismo puedas analizar cuáles son los fallos que estás cometiendo cuando estudias. En esta entrada vamos a darte los consejos que necesitas para corregir esos fallos y llegar a aplicar un método de estudio efectivo.

Aprende cómo memorizar mejor

¿Por qué estudio y se me olvida? ¿Cómo memorizar mejor?

El proceso de memorización de datos se produce en tres fases: Registro de la información, almacenamiento y posterior recuerdo.

Cuando se memoriza y se olvida con frecuencia, generalmente es que se están produciendo fallos en alguna de estas tres fases, o en las tres. Estos fallos son los siguientes:

– Registro inadecuado de la información: Para memorizar la información adecuadamente y que puedas recordarla sin problema transcurridas unas horas, este registro (entrada de la información en la mente) tiene que producirse de forma correcta. Aquí entran en juego las distracciones o interrupciones durante el estudio. Cualquier tipo de interferencia que se produzca en el registro de la información puede alterar la calidad de la memorización. Por ello, es muy importante que evites o reduzcas al máximo la presencia de elementos que puedan distraerte de tu tarea. ¿Cómo se hace esto?

Lo primero que tienes que tener en cuenta, es que debes disponer de un buen ambiente y lugar de estudio que facilite tu concentración, es decir, un lugar tranquilo, libre de ruidos e interrupciones (teléfonos, televisión, personas, etc.) ¿Cuántas veces estás estudiando y no puedes evitar echar un vistazo al teléfono móvil? Cada vez que lo haces, tu atención se centrará en ese estímulo que reclama tu atención en ese momento (ya sean ruidos, teléfonos o cualquier otro elemento ) y dificultará que puedas centrar de nuevo tu atención en la tarea.

Por tanto, busca un lugar de estudio adecuado en el que poder mantenerte concentrado sin problema, reduciendo al máximo la intrusión de elementos u objetos que puedan perturbar tu concentración. De esta forma, reducidas los errores a la hora de registrar nuevos conocimientos en tu mente.

– Mal almacenamiento de la información: Una vez que ya has registrado la información, es decir, le has dado entrada en tu mente, ahora toca almacenarla para poder disponer de ella durante más tiempo y así lograr recordarla horas, días o semanas más tarde. Es muy importante que la información se almacene correctamente y para ello tiene que tener un sentido, es decir, has de haberla comprendido correctamente. Si no la entiendes, te costará mucho más memorizarla y por ende, recordarla.

Además de comprenderla, la información tiene que estar bien organizada y ordenada. Para cumplir con ello, lo mejor es que tengas tus apuntes bien organizados por temas o apartados siguiendo un orden y una relación entre ellos. Si la información que se memoriza está desorganizada, será así como la integres en tu memoria y como consecuencia de ello, mezclaras datos o te quedarás bloqueado sin saber cómo continuar recordando. También es imprescindible que analices correctamente la información de cada texto, subrayes las ideas principales y elabores esquemas, mapas conceptuales, cuadros comparativos, etc. con el fin de trabajar a fondo la comprensión, asociación y relación de conceptos e ideas.

– Recordar mal la información: Generalmente cuando se ha hecho un mal registro y almacenamiento de la información, se tiende a recordar mal aquello que se memorizó anteriormente y aparecen las dificultades para recuperar la información almacenada.

Si quieres recordar correctamente la información que cada día memorizas cuando estudias, tendrás que hacer el esfuerzo de registrarla y almacenarla correctamente.

Otro consejo que te damos para poder recordar la información correctamente, es que te tomes tu tiempo para llevar a cabo el estudio. La mente necesita su tiempo para procesar correctamente todos los datos nuevos que trabajas día a día y si te das atracones de última hora, intentando memorizar con prisa y a la fuerza, no estarás registrando ni almacenando correctamente la información en tu memoria.

Ahora que ya sabes cómo memorizar mejor, te animamos a que aprendas más técnicas de memorización.

– Técnicas para memorizar estudiando.

– Aprender de memoria o memorizar.

– Reglas mnemotécnicas para estudiar.

 

Deja un comentario

Responsable » Ester Ruiz Coello
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Host Europe, que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a www.orientanova.com, dentro de la UE. 
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Cerrar menú
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Ebook Gratis

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!