Cómo preparar un examen

Cómo preparar un examen

Preparar un examen sin morir en el intento

¿Tienes exámenes a la vista? ¿No sabes por dónde empezar a estudiar, cómo hacerlo ni cómo planificar toda esa cantidad de materia? En esta entrada vamos a enseñarte cómo preparar un examen para que puedas optimizar tu tiempo y sacarle el máximo rendimiento a tus horas de estudio.





Preparar un examen es como preparar una partida de ajedrez:

  • Necesitas conocer las reglas del juego.
  • Necesitas conocer el movimiento de cada pieza.
  • Necesitas tener una estrategia o plan de acción.

Para preparar un examen necesitas conocer diferentes aspectos e idear un plan de acción diferente para cada examen.

2 aspectos esenciales para preparar un examen:

  • Anticipación.
  • Planificación.

Preparar un examen: La anticipación “Las reglas del juego”

Es determinante que te anticipes al examen y conozcas muy bien algunos aspectos sobre el mismo:

  • Fecha del examen.
  • Lugar y hora del examen.
  • Tipo de preguntas (test, desarrollo, oral, práctico, ensayos, comentarios, críticas, etc.)
  • Contenido que entra.
  • Materiales que has de llevar al examen.
  • Puntuación y método de corrección del examen.
  • Requisitos para superar el aprobado de la asignatura.

Recopila toda la información que precises sobre el examen: pregunta al profesor, pregunta a compañeros, pregunta a antiguos alumnos, consulta las guías de estudio de cada asignatura, consulta los indicadores de evaluación, método de corrección, etc. Cuanta más información tengas a tu disposición, mucho mejor podrás preparar tu examen.

Preparar un examen: La planificación “Cómo se mueve cada pieza”.

Además tendrás que planificar con tiempo el estudio y preparar cada uno de tus exámenes de forma específica. Para ello es necesario que idees un plan de acción diferente para cada asignatura y para cada examen.

  • Método de trabajo que vas a emplear ¿cómo se estudia esa asignatura?

Echa un vistazo al contenido de cada asignatura e identifica cómo es el contenido de la misma y cómo habéis estado trabajando ese contenido en clase.

  • Ejercicios prácticos: Predominan los ejercicios prácticos o forman parte de una sección de tu asignatura.
  • Estudio de contenidos teóricos: Predomina el contenido teórico o forma parte de una sección de tu asignatura.
  • Combinación de diferentes tipos: La asignatura combina dos o más tipos de contenidos:
    • Contenido teórico.
    • Contenido práctico.
    • Criticas o ensayos.
    • Comentarios de texto.
    • Etc.
  • Volumen de contenido a estudiar: Cuanto más extenso sea el contenido, probablemente necesites más tiempo para su preparación.
  • Dificultad del contenido: Valora la dificultad que te supone personalmente la preparación de cada asignatura en concreto y del tipo de preguntas del examen en particular. Cada estudiante tiene su propia valoración de la situación y tendrá que contar con tiempo suficiente para su adecuada preparación. Así que, no te dejes llevar por lo que otros te digan o cómo otros compañeros procedan en su estudio. Haz tu propia valoración personal y planifica de forma personal.
  • Tiempo del que dispones para su preparación: Ten muy presente cuál será la fecha prevista de tu examen y teniendo en cuenta el volumen y la dificultad que te supone cada asignatura, planifica el estudio con tiempo suficiente para prepararlo de forma adecuada.

Como puedes ver, hay muchos detalles que tienes que controlar antes de ponerte manos a la obra para preparar tu examen de la forma más adecuada.

Muchos estudiantes pasan por alto muchos de los aspectos que acabamos de detallar y caen en el error de no preparar de forma eficiente cada examen. No seas tú uno de ellos.

Idea un Plan de Acción. “Tu estrategia”

Resulta imprescindible que idees un “plan de ataque” y elabores una planificación diferente para cada examen, porque… ¿todos tus exámenes son iguales? ¿todos tienen el mismo tipo de contenido? ¿todos tienen las mismas preguntas? ¿todos tienen el mismo método de corrección? ¿todos puntúan por igual? ¿es igual de exigente cada profesor? ¿tienen la misma dificultad? probablemente sean diferentes y…si son diferentes ¿por qué prepararlos igual? Si te haces todas estas preguntas tiene su lógica que tengas que dedicar un tiempo a pensar cómo prepararás cada uno de ellos, creando un método de estudio que se ajuste a los requerimientos de cada uno.

Coge papel y boli y crea una plantilla para cada asignatura con todos los aspectos que tienes que conocer sobre el examen y la asignatura. A continuación ve definiendo detalladamente cómo será tu plan de acción para estudiar y preparar cada una.

Deja un comentario

Menú de cierre

¡Llévatelas Gratis!

Colección de Infografías

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!