Tarjetas de estudio FLASHCARDS

Tarjetas de estudio FLASHCARDS

Una forma de hacer que tu estudio sea más atractivo, dinámico, visual y sobretodo más efectivo es utilizar tarjetas de estudio con las que conseguirás memorizar datos de una forma más rápida y amena.



Flashcards para estudiar

¿Estudio aburrido o estudio activo?

Para muchos estudiantes, el momento de ponerse a estudiar es una discordia, para otros muchos esta actividad es mucho más llevadera, entretenida y productiva. Todo depende del concepto que se tenga sobre ello, del conocimiento de técnicas de estudio, del hábito de estudio que se haya adquirido, de la actitud y de la motivación.

Ser creativos e imaginativos en el estudio y aplicar diferentes técnicas y recursos para aprender nueva información es algo que influye mucho en la calidad del estudio y en los consecuentes resultados académicos, fruto de esas horas previas dedicadas a estudiar en casa.

¿Cómo prefieres que sea tu estudio? ¿Aburrido o activo?

Si empleas un método de estudio aburrido en el que no aplicas prácticamente ninguna técnica de estudio y te limitas a leer e intentar memorizar datos por simple repetición, no conseguirás mejorar tu rendimiento y alcanzar los objetivos académicos que te plantees. Para ello, necesitas un método de estudio activo en el que incluyas técnicas y recursos que se adapten a tu estilo de aprendizaje y con las que puedas sacarle el máximo provecho a tus horas de estudio.

En este post vamos a enseñarte un recurso muy útil para el estudio: las tarjetas de estudio o flashcards.

¿Qué son las tarjetas de estudio o flashcards?

Las tarjetas de estudio o flashcards son un recurso con el que poder aplicar una técnica para estudiar que permite sintetizar la información y memorizarla de forma más visual, práctica y amena.

Las tarjetas recogen información clave como son: definiciones, pequeños esquemas, fórmulas, referencias, datos, secuencias, procesos, reglas, normativas, etc.

¿Cómo se utilizan las tarjetas de estudio?

Las flashcards se utilizan fundamentalmente para recopilar ideas claves de tus apuntes. Se pueden utilizar como un juego o como recurso de memorización y repasos activos. Para tenerlas bien organizadas y no perderlas, puedes utilizar un tarjetero en el que tenerlas ordenadas y clasificadas.

Diferentes formas de usar las tarjetas de estudio:

  • Juego de definiciones: Las tarjetas de estudio pueden emplearse como un recurso para la memorización y repaso de definiciones, conceptos u otros datos. En una cara de la tarjeta se pone la palabra-concepto y por la otra cara la definición, tal cual se muestra en la imagen de la derecha. Podrás colocar todas las tarjetas por la parte de la palabra-concepto y tratar de decir  o escribir la definición. A continuación le darás la vuelta y comprobarás si la has aprendido. Las definiciones acertadas las colocarás en un montón y las fallidas en otro. Repetirás esto varias veces hasta conseguir aprenderlas todas.
  • Juego de reglas (por ejemplo ortográficas), fórmulas, secuencias, etc.: Mismo procedimiento que en el juego de definiciones. En una cara de la tarjeta pondrás la palabra clave y por la otra cara la explicación, fórmula, etc.
  • Juego de preguntas: Puedes utilizar este mismo procedimiento para la memorización de características, funciones, causas, consecuencias, y otros datos clave de tus apuntes. En una cara de la tarjeta escribirás una pregunta, por ejemplo ¿cuáles son las causas de la primera guerra mundial? y en el reverso de la tarjeta escribirás de forma simplificada y resumida las causas. Para aprender la información de las tarjetas aplica el procedimiento explicado en el “juego de definiciones”.
  • Repasos y datos relevantes: Las tarjetas también pueden utilizarse para la elaboración de esquemas, mapas conceptuales, lineas temporales, etc. en las que recopiles la información clave, sintetizando lo máximo posible el contenido de lo que has de estudiar. Ello te será de gran utilidad para la realización de repasos o preparación de exámenes de contenido teórico.
Consejos prácticos para la utilización de tarjetas de estudio.
  • Elige el tamaño de tarjeta más apropiado para cada actividad. Existen diferentes tamaños, así que depende de la cantidad de información que vaya a recopilar tu tarjeta, utiliza el tamaño más idóneo.
  • Incluye colores, dibujos y subraya palabras clave en tus tarjetas.
  • Crea un fichero de tarjetas en el que tenerlas clasificadas por asignaturas, temas, etc.
  • Guarda tus tarjetas, pues podrán resultarte útiles en años posteriores.

Si nunca has utilizado este recurso para estudiar, anímate a probar y verás como resulta ser una de las actividades más entretenidas y eficaces que puedes emplear en tu día a día.

Recuerda:
Un estudio activo es un estudio mucho más eficaz

 

Deja un comentario

Menú de cierre
1
×
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?

Ebook Gratis

Las 7 Claves del Éxito Académico

Suscríbete a OrientaNova y descárgate la colección de infografías sobre técnicas de estudio.

Recibirás cada semana un boletín con todas las novedades, ofertas y promociones.

  • Acepto la Política de Privacidad

You have Successfully Subscribed!